Contenedores soterrados, gestión de residuos

Contenedores (Semi) Soterrados o contenedores de carga lateral

Tarja Vähätiitto 12.05.2020

Contenedores (Semi) Soterrados o contenedores de carga lateral 

Hemos hecho una comparativa entre los contenedores soterrados (en concreto los semi-soterrados Molok), y los contenedores de Carga Lateral.

Sistema-contenedor-Carga-LateralEjemplo de tres contenedores de Carga Lateral

El sistema de carga lateral fue diseñado sobre todo para facilitar el trabajo del conductor del camión de recogida. En cambio, los contenedores soterrados y semisoterrados, están diseñados pensando en el ciudadano.

VENTAJAS del contenedor soterrado tipo Molok

Ventajas económicas    

‐ Disponer de una amplia gama de capacidades (desde 800 hasta 5.000 litros) permite optimizar rutas de los camiones de recogida, tanto en centros urbanos como en zonas rurales con mayor dispersión, minimizando así los desplazamientos. En consecuencia, se realizan menos recogidas y por tanto menos kilómetros por camión (combustible, mantenimiento) y menos horas de trabajo del personal. 

‐ Es posible adecuar la capacidad de contenedores soterrados Molok a la necesaria para cada fracción de residuo, así como la utilización de camiones bicompartimentados que permiten recoger 2 tipos de residuos a la vez (biorresiduo y fracción resto, por ejemplo). Esto, unido a una mayor capacidad por contenedor, permite una reducción de hasta un 50% en el número de rutas de recogida. aportando una gran ventaja en los costes de gestión de los residuos municipales

contenedor-soterrado-molokEjemplo de tres contenedores soterrados tipo Molok

 - El proceso de vaciado de los contenedores de Carga Lateral requiere que no haya bolsas ni otros elementos fuera del contenedor cuando llegue el camión. Se suele utilizar los llamados vehículos satélites para recorrer la ruta momentos antes de que lo haga el camión de recogida. El uso de estos vehículos no es necesario en el caso de contenedores soterrados.  

‐ La calidad de los materiales empleados y el uso de mecanismos sencillos de los contenedores soterrados Molok, garantizan una vida útil muy larga (hasta 3 veces más que los contenedores de superficie o soterrados metálicos). Este hecho, contrastado por la experiencia, permite el uso del mismo parque de contenedores durante muchos años y por tanto reduce en hasta un tercio los costes de reposición. Los contenedores soterrados Molok ofrecen 10 años de garantía en el contenedor base.

 ‐ Con los contenedores soterrados también se puede unificar el sistema de recogida, para que todas y cada una de las distintas fracciones de residuos puedan ser recogidas mediante el mismo tipo de camión, reduciendo el número de camiones de respaldo necesarios para cubrir posibles averías. Un mismo vehículo se puede usar para varias rutas y residuos diferentes. Esto es un punto muy importante a tener en cuenta a la hora de planificar la gestión de los residuos

 ‐ Al estar semi‐soterrados, los contenedores Molok no se pueden sustraer y, además, dificultan el robo de cartón u otros residuos valorizables.

 ‐ Los mecanismos utilizados como sistema de elevación de los contenedores Molok tienen menos posibilidades de ser dañados y por tanto minimizan los costes de reposición y mantenimiento. Los contenedores soterrados que utilizan doble gancho o Kinshofer y tienen una estructura que se basa en piezas independientes, con suficiente espacio de separación entre ellas, no sufren del inconveniente de que se traslade sobre el contenedor la presión de los elementos del camión (grúa). En el caso del contenedor de Carga Lateral, las pinzas de elevación actúan sobre la estructura rígida lo que conlleva un desgaste o rotura no sólo en caso de manejo indebido sino también derivado del uso normal continuado.

 - El depósito de lixiviados con filtro de separación de los contenedores Molok y que se puedan limpiar “in situ”, incluso durante el mismo circuito de recogida, evita la utilización de camiones especializados lava-contenedores o logística de traslado de contenedores para realizar este proceso. Como resultado se consigue una reducción en el uso de agua y costes de limpieza de los contenedores.

 ‐ Los contenedores de Carga Lateral deben de estar obligatoriamente en el sentido de la marcha del vehículo de recogida, al borde de la calzada, ocupando lugares de alto valor urbanístico, como zonas de aparcamiento o vías públicas. El contenedor soterrado tipo Molok puede ser instalado en múltiples configuraciones y utilizar espacios de menor valor (Parterres, esquinas,..) ya que su única limitación es el radio de acción de la grúa que puede alcanzar hasta los 6-7 metros desde el borde de la calzada.

 ‐ La diversidad de capacidades de almacenamiento de los contenedores Molok y sus mejores condiciones de conservación medioambiental permiten incluir en cada punto de recogida la totalidad de las fracciones (6 incluyendo el depósito de pilas usadas). Facilitar la tarea al ciudadano conlleva una mejor separación en origen, una mayor valorización del residuo y el cumplimiento de las estrategias de sostenibilidad.

Diferencias  estéticas   

 ‐ Los contenedores de superficie requieren de mamparas, casetas de madera u otros tipos de cubre contenedores para disimular su estética monótona. En el caso de los contenedores de Carga Lateral han de estar siempre pegados a la calzada formado filas. Estas filas, cuando el número de fracciones de residuos distintos es mayor de 3 por punto, se convierten en auténticos muros de contenedores.

 ‐ Los contenedores Molok se pueden ubicar con mucha libertad y se integran perfectamente en el entorno ya que el acabado puede ser personalizado, contenedor a contenedor, creando espacios más atractivos para los usuarios.

 ‐ Una gran variedad de materiales para el acabado exterior, algunas de ellos innovadores, como es el uso de planchas intercambiables de polipropileno impreso con cualquier imagen o texto (calidad fotográfica), permiten mimetizar los contenedores Molok con su entorno o incluso convertirlos en una plataforma de comunicación institucional. También es posible utilizar piedra u otros materiales propios de la zona para recubrir los contenedores.

 ‐ Por otro lado, los contenedores soterrados tipo Molok, debido a su configuración, con una parte enterrada, suponen un menor obstáculo arquitectónico y un menor impacto visual.

Contenedores-Soterrados-Estéticos

Diferencias medioambientales 

 Dada su mayor capacidad, la implantación de contenedores soterrados minimiza el riesgo de desbordamiento. Esto es especialmente interesante en aquellos puntos con alto nivel de temporalidad en el uso de los contenedores: zonas turísticas, playas, puertos, áreas de recreo, etc.   

 ‐ Los contenedores soterrados tipo Molok consiguen aprovechar las condiciones de temperatura del propio subsuelo, produciéndose un efecto "fresquera". Se evita que el residuo almacenado alcance el umbral de temperatura en el cual empiezan, en ausencia de oxígeno, los procesos de digestión anaerobia. En consecuencia, se retrasa y reduce la emisión de gases efecto invernadero que son origen de malos olores como metano y CO2 entre otros.

   
 ‐ En todos los contenedores de carga lateral, igual que en otros que se vacían por la parte superior, el borde se ensucia y el lixiviado se deposita en el fondo y por tanto es necesario una limpieza más agresiva (incluyendo agua caliente con camiones especiales que implican consumo de combustible, calentamiento de agua etc.) Los que se vacían por la parte inferior se auto-limpian en gran medida por el arrastre del propio residuo haciendo el proceso de limpieza más sencillo. 

  Las cubiertas superiores de los contenedores Molok son de color oscuro. La radiación solar genera un gradiente térmico que conlleva la creación de corrientes de convección en el interior del contenedor que ayudan, por un proceso de secado natural, a reducir la humedad del residuo. Este efecto es doblemente beneficioso ya que se disminuye el peso a transportar por el camión favoreciendo los procesos de tratamiento posterior (bio‐metanización, compostaje, etc.) al llegar a planta un residuo más seco.  

 ‐ Los contenedores soterrados tipo Molok son respetuosos con el subsuelo, ya que garantizan una estanqueidad total para que el residuo nunca entre en contacto con las aguas subterráneas y asegurando que los lixiviados no se filtren al terreno bajo ninguna circunstancia. No requieren de bombas de achique ni otros elementos intermedios que puedan suponer un riesgo de derrame de agua contaminada al terreno.  

 ‐ La reducción de los kilómetros recorridos por los camiones de recogida se traduce directamente en disminución del tráfico rodado reduciéndose el ruido y emisiones de CO2. 

Contenedor soterrado vs. Carga lateral, diferencias en el uso

‐ Las bocas de entrada de residuos de los contenedores soterrados resultan mucho más cómodas de usar, siendo las tapas más livianas para poder ser manejadas por personas de cualquier condición física. 

‐ Los contenedores soterrados tipo Molok garantizan el cumplimiento de la normativa sobre accesibilidad universal: El acceso a los contenedores es diáfano ya que se instalan siempre a nivel de acera, sin bordillos o desniveles a su alrededor. Además, la altura de la boca de entrada cumple con los requisitos de accesibilidad.

contenedores-Carga-LateralEjemplo de contenedores de Carga Lateral

‐ Los contenedores soterrados son fijos, no se desplazan por culpa del viento ni por actos vandálicos. 

‐ Permiten crear espacios ordenados y limpios que motivan a los usuarios a un uso responsable.

‐ Las bocas de entrada de residuo de los contenedores Molok están dimensionadas correctamente, lo que evita las acumulaciones de bolsas y cajas alrededor de los contenedores. 

‐ En los contenedores Molok se puede incluir sensores y dispositivos de control de acceso. La obtención de información en tiempo real (lugar, hora, cantidad de residuos y tipo) permite establecer nuevos modelos de interacción con los contenedores. Esto hace posible mejorar la gestión logrando optimizar rutas y evitar desbordamientos. 

‐ Los contenedores soterrados presentan mejor ratio entre capacidad instalada y espacio público utilizado.

reciclaje-contentedor-carga-lateral-soterrado

INCONVENIENTES DE CONTENEDORES SOTERRADOS 

Mayor inversión inicial   

 ‐ Implantar de forma integral el uso de contenedores soterrados supone un mayor esfuerzo inversor inicial puesto que al mayor coste de adquisición se une el coste de instalación de los equipos. No obstante, para poder realizar una comparativa equitativa entre la inversión requerida para ambas opciones, habrá siempre que tener presente:

1. Duración del contenedor: por cada contenedor tipo Molok habría que adquirir a largo plazo al menos 3 contenedores de Carga Lateral.

2.Capacidad: Para un contenedor soterrado de 5 m3 es necesario al menos 2 de Carga Lateral.

3. Elementos auxiliares: Los contenedores Molok no precisan ningún elemento auxiliar tales como arcos sujeta‐contenedores, bloques de cemento o barras metálicas para proteger los contenedores del tráfico, así como paneles, mamparas, casetas o cualquier otro tipo de cubre contenedores.

 Necesidad de obra pública  

 ‐ Poner en funcionamiento un contenedor soterrado conlleva irremediablemente la necesidad de excavar un hueco para alojar su parte enterrada. Generalmente es un proceso bastante sencillo ya que la obra necesaria no es compleja: solo se requiere excavar a 1,5 m de profundidad y dada su modularidad y adaptabilidad es fácil encontrar un emplazamiento válido para cada isla.

‐ En aquellos lugares donde existan dudas de que puedan surgir complicaciones en el subsuelo, tales como un número muy elevado de canalizaciones y servicios, roca de gran dureza o restos arqueológicos, se utiliza análisis geofísico (radar) para minimizar riesgos.

Mayor tiempo de vaciado por contenedor 

 ‐ Por norma general, el tiempo necesario para vaciar un soterrado es mayor que el de uno de superficie de la misma capacidad. La utilización de sistemas de vaciado de alto rendimiento (grúa inteligente) minimiza esta diferencia. No obstante, al tener los contenedores soterrados posibilidad de mayor capacidad (duplicándola incluso) este efecto negativo se revierte a positivo ya que, por ejemplo, es más rápido vaciar un Molok de 5000 litros que 2 de Carga Lateral de 2500 litros.

‐ En el caso de tener que vaciar dos contenedores de la misma fracción en una misma isla, el vaciado mediante carga superior puede ser más rápido que usando Carga Lateral, ya que el camión no tiene que desplazarse entre uno y otro vaciado.

‐ Finalmente, si se opta por la recogida de dos fracciones por el mismo camión (biorresiduo y fracción resto), esta ventaja de Molok sobre Carga Lateral aumenta de manera notable.

 

RESUMEN: 

Los contenedores soterrados tienen varias ventajas sobre los contenedores de carga lateral, sobre todo en zonas residenciales, zonas verdes, urbanizaciones, etcétera. Son zonas en donde la estética y comodidad para el ciudadano es importante. 

Los contenedores de carga lateral son aptos sobre todo en centros de ciudades grandes, en zonas en donde una obra simplemente no es viable. También son el sistema adecuado en zonas industriales, por ejemplos en los polígonos industriales en donde el aspecto visual no es tan importante, ni hay personas con dificultades de abrirlos y subir las bolsas de basura hasta la boca del contenedor. 

¿Busca una solución fiable para la gestión de residuos que suponga realmente una mejora del entorno? ¡Contáctenos y le ayudamos a empezar realizando gratuitamente un estudio personalizado! 

 

Tarja Vähätiitto

La Autora Tarja Vähätiitto

Tarja Vähätiitto es Customer Service Manager en Molok España