Contenedores soterrados

Contenedores soterrados

Contenedores soterrados

Los contenedores soterrados son utilizados para el almacenamiento de residuos sólidos urbanos ocupando menos espacio en la superficie. Suponen un almacenamiento higiénico y cómodo para el ciudadano. Al enterrar el contenedor también se consigue protegerlo de la incidencia directa del sol y evitar los problemas de olores que aparecen con los contenedores de superficie.

El primer contenedor soterrado en el mundo se instaló a finales de los años 80 en Finlandia. Hoy en día el uso de contenedores soterrados está muy extendido por Europa y cada vez más en otros lugares del mundo.

Existen dos tipologías:

  • Soterrados con plataforma:

El contenedor se sitúa dentro de un foso cubierto por una plataforma transitable donde se ubica un buzón a través del cual el usuario deposita el residuo.

  • Soterrado sin plataforma:

El contenedor se entierra parcialmente quedando a la vista un tercio del mismo.

contenedores-soterrados-plataformas

¿Cómo funcionan?

Una vez instalados, los contenedores soterrados se integran con el entorno y facilitan un uso sencillo y limpio para el ciudadano. Además, la boca de introducción de residuos queda a una altura accesible. Existen varias opciones de aberturas, tapas o tambores según el tipo de residuo.

contenedores soterrados descargar catálogo

 

Como se vacía un contenedor soterrado

El proceso de vaciado depende del sistema de recogida implantado para cada residuo.

Para los contenedores soterrados con plataforma existen las siguientes opciones:

  • Contenedores elevados con mecanismos hidráulicos.

Están pensados para poder quitar de la vista  contenedores de carga trasera y/o de carga lateral. Funcionan como un cajón que esconde, bajo tierra, este tipo de contenedores que normalmente están/estarían en superficie.

Si los contenedores son de carga trasera, el mecanismo hidráulico eleva en bloque toda la estructura soterrada permitiendo que estos alcancen el nivel de calle. Desde ese momento, los operarios pueden extraerlos rodando y llevarlos hasta la parte trasera del camión de recogida, donde se voltean para su vaciado. Para accionar el mecanismo hidráulico es necesario disponer de una línea hidráulica adicional en el camión de recogida o instalar una estación hidráulica en cada punto soterrado.

Si   estos son de carga lateral, el mecanismo hidráulico, mediante una bisagra, retira el buzón y la plataforma hacia un lateral mientras eleva el contenedor alojado en el foso hasta alcanzar el nivel de calle. De esta forma, el camión puede acercarse para realizar la recogida lateral. En este caso, dado que durante la recogida de carga lateral el conductor no se baja del vehículo, siempre es necesario instalar una estación hidráulica que pueda ser accionada mediante un mando a distancia en cada punto soterrado.

contenedores-soterrados-con-platforma

Ejemplo de funcionamiento de contenedor soterrado con plataforma y sistema hidráulico.

  • Contenedores elevados con grúa.

Están pensados para sustituir iglús o cualquier otro tipo de contenedor de carga superior. Para su vaciado se requiere de camión con pluma con sistema de vaciado doble gancho, kinshofer, bilateral o similar. Existen modelos en los que la grúa se engancha directamente al buzón y eleva todo el conjunto formado por buzón, plataforma y contenedor. En otros modelos, donde el buzón sólo está unido a la plataforma, es necesario primero retirar estos elementos hacia un lado mediante un sistema de bisagra que puede ser accionado por un mecanismo hidráulico o mediante cilindros de gas, para así tener acceso al contenedor oculto en el foso y poder engancharlo con la grúa para su vaciado.

contenedores-soterrados-con-plataforma

Ejemplo de funcionamiento de contenedor soterrado con plataforma y elevado con grúa.

Los contenedores soterrados sin plataforma siempre se recogen mediante carga superior. Simplemente se requiere de un operario y de un camión de recogida con pluma.

A continuación, se muestran fotos de una recogida de este último tipo:

contenedores-soterrados-vaciar

Recogida de contenedores soterrados sin plataforma.

Seguridad de contenedores soterrados

En el caso de los soterrados con plataformas hidráulicas, el mayor riesgo es el desplome de la plataforma sobre un operario pudiendo ocasionar un accidente fatal. Estas plataformas pesan muchos y cuando suben se producen vibraciones que acaban provocando averías frecuentes.

En el caso de los soterrados con plataforma y elevación con grúa, el mayor riesgo es la posibilidad de caída al foso. En los primeros modelos instalados en nuestro país hace años no existía ningún mecanismo de seguridad por lo que el foso quedaba totalmente al descubierto durante la recogida del contenedor con el consecuente riesgo para tanto el operario como para cualquier transeúnte. Algunos modelos fueron incorporando cadenas o barreras laterales, que se activaban cuando la grúa extraía el contenedor, para delimitar la zona de peligro. Actualmente existe una normativa que obliga al uso de una plataforma extra de seguridad que se eleve hasta la cota de calle para cubrir el foso durante la recogida. Estas plataformas de seguridad se accionan mediante mecanismos mecánicos usando contrapesos o mediante sistemas hidráulicos o neumáticos. En cualquier caso, son dispositivos adicionales que suponen un mayor mantenimiento del conjunto y que son susceptibles de tener averías o incluso fallar.

En el caso de los soterrados sin plataforma, que se vacían simplemente extrayendo el recipiente interior con la grúa, no es necesario ninguna plataforma de seguridad ya que no existe ningún riesgo de caída. Esto es debido a que la propia estructura fija del contenedor base hace de barrera perimetral, con una altura mínima de 90 cm tal y como marca la normativa europea, garantizando la seguridad durante la recogida. Se trata de una solución estructural del diseño de los contenedores que no requiere mantenimiento y que nunca puede fallar.

Aspecto visual de los contenedores soterrados

Existe en el mercado una gran variedad de opciones para que los buzones, las plataformas y las partes emergidas se adapten estéticamente en función de cada ubicación concreta.

Alguno de los materiales usados son el acero inoxidable, el aluminio, el polietileno o el composite a partir de materiales reciclados.

Una alternativa novedosa es el uso de paneles de polipropileno imprimibles, en los que se puede plasmar cualquier foto, gráfico o dibujo en alta calidad, y convierten el contenedor soterrado en un elemento de mobiliario urbano agradable. Dado que pueden ser fácilmente sustituible, este acabado impreso también puede ser un soporte de comunicación institucional con infinitas posibilidades.

contenedores-soterrados-reciclajeContenedores soterrados con acabado exterior personalizado.

Es muy habitual que las tapas de entrada de residuos estén fabricadas en el color correspondiente con la fracción de residuo concreto: azul para papel/cartón, amarillo para envases, verde para vidrio, marrón para biorresiduo, etc. Esto facilita al usuario la correcta separación en origen.

Dónde se puede usar un contenedor soterrado

La amplia gama de sistemas y tamaños de contenedores soterrados permite instalarlos en cualquier entorno.

  • Zonas urbanas
  • Zonas rurales y urbanizaciones
  • Lugares turísticos
  • Puertos y playas
  • Áreas recreativas y espacios naturales
  • Áreas y polígonos industriales

contenedor-soterrado-molokLos contenedores soterrados también pueden instalarse en zonas rurales y espacios naturales.

Mantenimiento de contenedores soterrados

El coste de mantenimiento es, sin duda, uno de los factores que más se debe tener en cuenta a la hora de elegir un contenedor soterrado.

Los contenedores soterrados sin plataforma, al ser sistemas sencillos, minimizan el gasto de mantenimiento prácticamente a cero y permiten ofrecer garantías de hasta 10 años en los contenedores base.

Por el contrario, los contenedores con plataforma requieren un gasto importante en mantenimiento y son más susceptibles de sufrir averías con cierta frecuencia en elementos como:

  • Mecanismos hidráulicos en punto soterrado y/o en camiones.
  • Dispositivos de señalización luminosa y sonora para alertar del riesgo durante el funcionamiento de estos mecanismos.
  • Plataformas de seguridad que se elevan para evitar que el foso quede abierto.
  • Cilindros de gas u otros mecanismos mecánicos necesarios para elevar la plataforma.
  • Bombas de achique para extraer el agua de lluvia que entra en el foso.

Ventajas e inconvenientes de los contenedores soterrados

Analizamos las ventajas e inconvenientes de este tipo de contenedores según su tipología:

Contenedores soterrados con plataforma

Ventajas

  • Mínimo impacto visual.
  • Compatibles con todo tipo de sistemas de recogida.
  • Variedad de buzones con distintos acabados.

Inconvenientes

  • Altos costes de mantenimiento de los sistemas mecánicos e hidráulicos.
  • Riesgo alto de que el foso se inunde, mezclándose el agua con los residuos. Necesidad de bombas de achique.
  • Riesgo de caídas al foso durante la recogida. Necesidad de una plataforma extra de seguridad con el consecuente gasto de mantenimiento de su mecanismo y con la posibilidad de que este pueda fallar.
  • Posibles atascos en la entrada de residuos si el buzón es muy pequeño.
  • Imposibilidad de garantizar la accesibilidad total cuando se instalan en calles con pendiente pronunciada

Contenedores soterrados sin plataforma

Ventajas

  • Permiten mayor capacidad de almacenamiento permitiendo una menor frecuencia de recogida, que se traduce en ahorro económico y una reducción en las emisiones de CO2. Menor movimiento de camiones de recogida de basura implica menor tráfico y ruido en núcleos urbanos.
  • Son modulares y permiten configuraciones adaptadas a las necesidades de cada ubicación y tamaño de población.
  • Mínimo coste de mantenimiento por ser un sistema sencillo que también garantiza una gran durabilidad.
  • Mejor relación capacidad de almacenamiento/espacio público ocupado.
  • 100% estancos con el subsuelo que garantiza un almacenamiento higiénico, evitando las filtraciones de lixiviados y la proliferación de plagas.
  • Fácil instalación, en cualquier entorno urbano o rural, incluso en espacios naturales o espacios protegidos.
  • Menor profundidad de excavación y relleno simple con grava
  • Totalmente accesibles para personas discapacitadas o con problemas de movilidad, cumpliendo la normativa vigente y exigible, incluso en calles con pendiente pronunciada.
  • Bocas de entrada de residuos amplias que evitan los atascos.
  • Acabado exterior personalizable que posibilita mimetizar el contenedor con el entorno.

Inconvenientes

  • La parte emergida, en los modelos de gran capacidad, tiene mayor tamaño que un buzón.
  • Para su recogida se requiere siempre de camión provisto de pluma.

contenedores soterrados descargar catálogo

 

 

Diego García Rubiera

El autor Diego García Rubiera

Diego García Rubiera es Product Manager en Molok España.